Panorama de la Geografia y Clima de Israel

La Tierra de Israel está situado en el extremo sudoriental del Mar Mediterráneo. Se encuentra en Asia, en la región conocida como Oriente Próximo. Tiene una extensión de 22.145 km². Limita al norte con Líbano, al noreste con Siria, al este y al sureste con Jordania, al sudoeste con Egipto y al oeste sus costas están bañadas por el Mar Mediterráneo.

Antes de junio de 1967, el área que componía Israel (que resulta de los límites del armisticio de 1949 y 1950) era cerca de 20.700 km² (8.000 mi²), que incluían 445 km² (172 mi²) de aguas interiores. Su forma es larga y angosta: tiene 424 kilómetros (263 millas) de norte a sur. Su punto más ancho tiene 114 kilómetros (71 millas), y su punto más estrecho, 10 km (6.2 millas).
Después de la guerra de junio de 1967, Israel conquistó 7.099 km² (2.743 mi²). Estos territorios incluyen Cisjordania, 5.879 km² (2.270 mi²) y los altos del Golán, 1.150 km² (444 mi²).

Topografía

Israel se divide en cuatro regiones: tres franjas paralelas que corren de norte a sur (la Planicie Costera Mediterránea, la Cordillera Central, el Valle del Jordán –la depresión existente más profunda de la Tierra–, y el desierto de Néguev.

Planicie costera mediterránea

Es una estrecha y arenosa faja litoral que corre paralela al Mediterráneo bordeada por fértiles campos agrícolas que se internan hasta 40 km al interior del país. En el norte, la costa se ve interrumpida por escarpados riscos de piedra arenisca y cal que caen sobre el mar.

Esta región alberga a más de la mitad de los habitantes de Israel, e incluye importantes centros urbanos, puertos de aguas profundas, gran parte de la industria nacional, de su agricultura y de sus instalaciones turísticas.

Cordillera central

Varias cadenas montañosas recorren el país a lo largo. En el noreste, los de los Altos del Golán.

Región del Valle del Jordán

El Valle del Jordán y la Aravá es la más profunda depresión existente en la Tierra. Recorre a lo largo del país en su frontera oriental. Forman parte de la gran depresión sirio-africana que agrietó la corteza del globo terráqueo hace millones de años.

En el se encuentran las principales concentraciones de aguas interiores de Israel:

Rio Jordán

Recorre desde el norte de la Galilea hacia el sur, alimentado por las aguas del Monte Hermón, a través del Valle de Jule hasta el Lago Kinéret y continúa su camino serpenteando a lo largo del Valle del Jordán hasta su desembocadura en el Mar Muerto.

Su recorrido es de 203 km en línea recta, pero su largura aumentada por sus meandros, alcanza a los 300 km, descendiendo en su trayecto más de 700 m.

Lago Kineret
Se encuentra a 230 msnm, situado entre los montes del Golan y la Baja Galilea.

Mar Muerto
El punto más bajo de la Tierra, a 398 msnm.

Golfo de Eilat
Uno de los brazos septentrionales del Mar Rojo.

Regiones áridas
Ocupan más de la mitad del territorio de Israel.
Desierto de Judea
Valle de Arava
Entre el Mar Muerto y Eilat
Neguev
Planicie y montañas de calcáreo, situado en el sur de Israel.

Clima

Situado entre los desiertos de África y Asia, de una parte, y del Mar Mediterráneo, cálido y húmedo, de la otra, Israel se encuentra en una encrucijada de influencias climáticas que han permitido distinguir hasta cuarenta tipos distintos de clima en tan reducida superficie. El régimen térmico varía notablemente con la altitud y la continentalidad: de Oeste a Este se va pasando de un clima típico mediterráneo a uno continental. En el extremo sur, en el golfo de Aqaba, el clima es tropical seco. En general se aprecia una estación seca (abril-octubre) y una lluviosa (desde octubre-noviembre hasta abril). El mayor porcentaje de lluvias se alcanza entre mediados de enero y principios de marzo. La pluviosidad se incrementa de Sur a Norte y de Este a Oeste.